Regenerar la piel de forma natural | Olivolea Pasar al contenido principal

Belén Castro

Belén Castro, Granada 1972.
Licenciada en Farmacia. Especialista en Dermofarmacia; Executive MBA IE Business School; Luxury Brand Management IE Business School; Experta en Nutrición Clínica; Máster en Dieta Mediterránea y Máster en Atención Farmacéutica; autora y co-autora de varios libros sobre nutrición y salud.
Fundadora de Olivolea Carris Skin Lab.
Madre de una niña. Deportista y apasionada de la cocina.

Topics

Tags

Regenerar la piel de forma natural

La regeneración celular es la capacidad que tiene nuestro organismo de encontrar un equilibrio entre la producción de células nuevas y la muerte de estas.

Nuestra piel realiza este proceso dinámico de forma natural. En las pieles jóvenes, las células muertas y las toxinas se desprenden espontáneamente de la capa córnea, pero a medida que nos hacemos mayores, la renovación se va ralentizando y, como consecuencia, pierde oxigenación y humectación. Sin embargo, podemos contribuir a mejorar su actividad adoptando una serie de hábitos.

DORMIR PARA RENOVARSE

El sueño es el mejor secreto de belleza. Al dormir nuestros músculos se relajan y como consecuencia la circulación mejora, favoreciendo la nutrición y oxigenación de la piel. De hecho, entre las once y las cuatro de la madrugada es cuando alcanza su máxima actividad. Al no estar en contacto con factores externos, -como el sol o la contaminación-, nuestra piel se calma y expulsa con mayor facilidad los radicales libres, sustancias nocivas que provocan el envejecimiento celular.

Para mejorar su función es muy importante cumplir una rutina sencilla. La cena debe ser ligera, la habitación tiene que estar ventilada y la limpieza facial no es negociable. Debemos lavarnos muy bien el rostro para quitar el maquillaje y los residuos que hemos ido acumulando durante el día, ya que obstruyen los poros y dificultan su respiración. Con una exfoliación semanal eliminaremos las células muertas de nuestra piel y favoreceremos el proceso de descamación natural. El siguiente paso es aplicarnos crema, de noche sus activos se absorben mejor. 

ALIARSE CON LA COSMÉTICA

La piel está sometida a constantes agresiones externas y muchas veces necesita un aporte extra para recuperarse de una herida. La aplicación en el momento adecuado de cosméticos, permite potenciar su proceso de regeneración y reparar los tejidos dañados. Las cremas naturales, incluyen en su formulación activos con estas características para lograr una mayor eficacia.

Entre las más conocidas, el aloe vera es famoso por sus propiedades calmantes y la rosa mosqueta interviene en muchos procesos relacionados con la regeneración tisular y el crecimiento celular. El aceite de oliva se ha convertido en otro ingrediente destacado en cosmética por su alta concentración de ácidos grasos esenciales y antioxidantes, que favorecen la reconstrucción de las membranas celulares y el equilibrio de los niveles de humedad de la piel.

UNA ALIMENTACIÓN ADECUADA

El buen tiempo es la excusa perfecta para relajarse, pero no es motivo para descuidarnos. El sol provoca un daño oxidativo en nuestra piel, afectando a las composición de las células y su función. La alimentación juega un papel muy importante en su proceso regenerativo, y no lo podrá hacer correctamente si abusamos de comida rápida, embutidos o dulces. Las frutas de temporada, -fresas, frambuesas, albaricoques, tomates o piña- son auténticas fuentes de vitaminas C, y las ensaladas de hoja verde, las verduras como la calabaza o las hortalizas como la zanahoria, son antioxidantes y contribuyen a la reparación de las membranas celulares, gracias al betacoreno.

CAMBIAR DE HÁBITOS

Fumar, incluso de forma pasiva, y beber alcohol en exceso impiden que nuestro cuerpo depure el organismo de sustancias tóxicas. Debemos apostar por una vida saludable. Una hora de ejercicio diario, favorece la  oxigenación de nuestras células y mantiene los tejidos firmes y elásticos. Los masajes también estimulan la producción y reconstrucción celular.

 

Artículos recomendados

Alabado por sus propiedades medicinales y beneficiosas para la salud, el aceite de oliva ha sido también incorporado en tratamientos de belleza desde la Antigüedad para mejorar el aspecto de la piel y el cabello.

El embarazo es un momento de grandes cambios pero no por ello debemos alterar radicalmente nuestra rutina diaria. El ejercicio físico puede prevenir o aliviar el malestar durante la gestación y fortalece nuestro cuerpo, preparándolo para el momento del parto. 

Nueva entrada de la Olivopedia, nuestra sección para no perderse entre las propiedades del mundo Olivolea.