Los beneficios en la piel de la Hierba de San Juan | Olivolea Pasar al contenido principal

Belén Castro

Belén Castro, Granada 1972.
Licenciada en Farmacia. Especialista en Dermofarmacia; Executive MBA IE Business School; Luxury Brand Management IE Business School; Experta en Nutrición Clínica; Máster en Dieta Mediterránea y Máster en Atención Farmacéutica; autora y co-autora de varios libros sobre nutrición y salud.
Fundadora de Olivolea Carris Skin Lab.
Madre de una niña. Deportista y apasionada de la cocina.

Topics

Tags

Por Belén Castro

Los beneficios en la piel de la Hierba de San Juan

El hipérico también llamada hierba de San Juan posee multitud de ramificaciones y flores intensas de color amarillo-naranja, de cinco pétalos, además de unos pequeños puntos negros en sus hojas que son fuente de beneficios y propiedades medicinales. Aunque su origen es europeo, ya se encuentra repartida por todo el mundo y suele crecer en zonas cercanas a corrientes de agua o arroyos y en particular, en zonas de hasta 1.600 metros sobre el nivel del mar.

Su floración suele darse en mayo, alcanzando su punto óptimo de recolección en junio y de ahí su nombre, honorando la famosa festividad de San Juan el 24 de junio.

El oleato de hipérico, tal y como lo conocemos en la actualidad, se obtiene tras su maceración durante un periodo de tiempo aproximado de cuarenta días.

El aceite de hipérico aplicado de manera tópica tiene varias propiedades pero fundamentalmente es antiséptico y cicatrizante por su alto contenido en taninos, por lo que se suele utilizar por vía externa para tratar heridas, acné, quemaduras y otras afecciones de la piel. También tiene muy buenas cualidades analgésicas y se suele administrar para tratar dolores leves o moderados como los dolores musculares o articulares. Además, su propiedad calmante o vasodilatadora hace que sea un gran producto natural para emplear frente a varices o hemorroides.

Sin embargo, el hipérico es una planta fotosensible, por lo que es mejor evitar la exposición a la luz solar mientras se esté usando la planta. Si necesitas mejorar el estado de una cicatriz y quieres que esta no deje una marca muy visible en tu piel, puedes aplicar diariamente unas gotas de aceite de hipérico sobre la zona afectada y aplicar el aceite solo por la noche, así podrás evitar cualquier inconveniente.

Os dejo una receta para preparar aceite de hipérico casero y poder utilizarlo sobre la piel en quemaduras, rozaduras, heridas, etc…

Recolectar una taza de flores frescas de Hierba de San Juan
1 litro de aceite de oliva

Receta:

Poner las flores en un frasco y añadir el aceite de oliva hasta cubrirlas bien. Dejar macerar en un lugar muy soleado durante 20 días. Después de este tiempo, cuando el líquido muestre su típico color rojo oscuro exprimir bien las flores y colar el líquido, guardándolo en un frasco topacio y siempre en lugar seco y fresco. 

 

 

Artículos recomendados

Alabado por sus propiedades medicinales y beneficiosas para la salud, el aceite de oliva ha sido también incorporado en tratamientos de belleza desde la Antigüedad para mejorar el aspecto de la piel y el cabello.

El embarazo es un momento de grandes cambios pero no por ello debemos alterar radicalmente nuestra rutina diaria. El ejercicio físico puede prevenir o aliviar el malestar durante la gestación y fortalece nuestro cuerpo, preparándolo para el momento del parto. 

Nueva entrada de la Olivopedia, nuestra sección para no perderse entre las propiedades del mundo Olivolea.